30.10.06

Se llamaba Brad


Fue en una barricada de un pueblo de nuestra castigada Latinoamérica. La bala partió del arma activada por un sicario del poder, un pobre pagado por un rico para matar a otro pobre. Y encontró el cuerpo de un luchador que no supo o no quiso sobrevivir a esa batalla. Quizás no hubiese soportado saber que ese disparo había venido del arma de un pobre.
Su destino fue morir en una calle de uno de los tantos pueblos de nuestra castigada Latinoamérica. Por la que tanto peleó en cada una de las luchas, en Bolivia, Argentina, Ecuador, Brasil y al final, en el sur de México, la tierra del Sup.
Fue un yanqui "raro", por su característica anticapitalista. Fue un periodista "raro" por su característica de luchador incansable. O debería decir, fue un periodista "verdadero", por su característica de luchador. Con cámara o micrófono en mano, sus únicas armas contra la injusticia de este podrido sistema. Dando voz a los sin voz, dando rostro a los borrados de la tierra, dando su vida por una declaración que pudiera cambiar algo.
Un disparo desalmado lo dejó para siempre en México, este viernes 27 de octubre.
Se llamaba Will Bradley Roland y era compañero de Indymedia New York.
Como Walsh, como Masetti, y como no tantos otros, honró este oficio maravilloso de contar lo que vemos, oimos y pensamos.
Honró la vida.

3 comentarios:

emebé dijo...

Nos queda el orgullo de sumarlo a nuestra bandera. Si no quiso ser una estrella en la yanqui, tiene un lugar al lado de los nuestros.

emebé.

Jack Duluz (Sub Cte Bizarro) dijo...

"Walk on wild side"...diría el gran Lou...
Salud Brad...

PD: Match Point es una enorme película. Volvió el Maestro desde Londres, rompiendo esquemas y haciendo cine a la francesa.Gracias Woody.

Leonidas dijo...

No es una cuestion de naciones, es una cuestion de clases, quien o asesino era un esbirro de la clase dominante mexicana. Una mierda, no fue el ultimo, pero lo recordaremos a el, y a todos los que caigan en esta larga lucha por construir un mundo mejor.